Las últimas mediciones sobre las condiciones de salud de los salteños encienden luces de alerta. Tan es así que se estima que el 28,2% de la población mayor de 18 años que reside en la provincia percibe que su estado de salud es malo o regular, según los resultados de la cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) que esta semana publicó el Indec en conjunto con la cartera sanitaria nacional.

Colesterol, exceso de peso, hipertensión arterial, mala alimentación, sedentarismo, tabaquismo, consumo de alcohol y diabetes son algunos de los datos que el organismo de censo y estadísticas recolectó entre los encuestados durante el año pasado en hogares de localidades de 5.000 habitantes y más de todo el país. En algunos ítems, Salta mejoró con respecto a las anteriores mediciones que se realizaron en 2005, 2009 y 2013, pero en la mayoría hay una involución, al igual que en el promedio de los distritos revelados.

La ENFR resulta una herramienta fundamental en el diseño de políticas públicas para prevenir las enfermedades no transmisibles (cardio y cerebrovasculares, cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias y renales crónicas y las lesiones de causa externa). Esas afecciones representan más del 75% de las muertes a nivel nacional y afectan predominantemente a la población en situación de mayor vulnerabilidad, que es la que aborda el relevamiento.

En cuanto a la percepción de salud, Salta es la tercera del país con el peor indicador por detrás de La Rioja, donde el 30% de los encuestados manifestó que su estado es malo o regular, y de Jujuy, que llegó al 31% en la misma condición.

Para llegar a ese indicador en la encuesta se definieron dos categorías de respuesta: aquellos que contestaron «sin problemas» y quienes respondieron tener «algún problema» o «ser incapaces». En el segundo grupo quedaron las manifestaciones de problemas de movilidad, en el cuidado personal y en la realización de actividades cotidianas. También las personas que refirieron sufrir dolor o malestar y ansiedad o depresión.

Colesterol

Uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares (que están entre las primeras causas de muertes a nivel mundial) es el colesterol elevado. En este punto, Salta tampoco está bien posicionada.

La prevalencia de colesterol elevado entre los salteños mayores de 18 años es la más alta de Argentina, de acuerdo a la encuesta del Indec y la Secretaría de Salud. El 38,7% de las personas relevadas en la provincia dijo que tiene un alto nivel de ese lípido en su organismo. La media nacional de colesterol elevado por autorreporte es del 29%.

Se estima que la situación puede ser aún más grave que lo que refleja el sondeo, ya que en Salta es bajo el porcentaje de personas que se hicieron mediciones de colesterol en comparación con otras provincias. El 72,8% de los consultados se realizó alguna vez un estudio, mientras que el promedio del país es del 82%.

Entre los grandes problemas de la salud pública de este siglo se encuentra el exceso de peso. La obesidad es una de las condiciones determinantes que explican el crecimiento de las principales causas de mortalidad y morbilidad en el mundo.

Se estima que gran parte de la carga de las enfermedades no transmisibles son atribuibles al exceso de peso, principalmente en el caso de la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y diversos tipos de cánceres.

Salta, como todo el país, no escapa a esa problemática, que de acuerdo a los estudios afecta en mayor medida a los grupos en situación de más vulnerabilidad social, aunque no es exclusivo de ese sector.

El 63,4% de los encuestados en la provincia dijo que tiene sobrepeso, lo que también incluye la obesidad. A nivel nacional, la tasa fue del 61,6%.

En cuanto a la situación puntual de la obesidad, el 26,5% de los salteños dijo padecer esa condición. En la ENFR de 2005, el 13,8% había manifestado tener ese nivel de sobrepeso y el porcentaje fue en aumento en 2009 (16,3%) y en 2013 (18,5%). A ese indicador, se debe asociar a la prevalencia de la diabetes en la provincia: el 10,8% manifestó padecer esa enfermedad o glucemia alta. En 2005 la tasa era del 4,2 por ciento.

Junto al sobrepeso también llega la hipertensión arterial, pero no es el único factor que influye sobre esa afección, que es la causa de mayor peso en las enfermedades cardiovasculares. El tabaquismo y, por sobre todo, el consumo elevado de sodio también influyen en la hipertensión. La prevalencia en Salta de esa patología es del 28,3% y la media del país llega al 34,7%.

FUENTE: EL TRIBUNO